El Banco de España desea reducir la exposición del sistema financiero español al sector inmobiliario, para ello propone una reducción en los plazos para provisionar y un aumento de las provisiones.

La implantación de estas medidas supone una presión añadida sobre el sector inmobiliario y podría provocar un nuevo descenso de precios.

Borrador Circular provisiones 26-05-2010

Anuncios